Me gusta

martes, 6 de diciembre de 2016

Consumirse uno mismo: último acto

El último paso a la degradación humana, automatizar el consumo para afirmar la dependencia humana al sistema, con consecuencias impredecibles. ¿Si los trabajos serán robotizados, serán humanos quienes compraran en estas tiendas?



Eliminarán los cajeros de los supermercados (Amazon Go)
Amazon ha presentado cómo va a ser su primera tienda física: Amazon Go: supermercado de 170 m2 en el que no hay cajas para pagar, sólo hay que entrar, elegir el producto y salir. El objetivo: comprar sin colas. El establecimiento utiliza sensores que identifican los productos que faltan en las estanterías (o son devueltos) para añadirlos al carrito virtual del cliente. Con este sistema se rastrean todas las compras y se emite un recibo en cuanto el consumidor abandona la tienda. La factura se cobra en la cuenta de Amazon de cada usuario. La gran pregunta: ¿cuánta gente irá al desempleo?
Por Urgente24 Lunes 05 de diciembre de 2016
Este tipo de innovaciones tienen sus cosas buenas y malas, las buenas ya las vimos, las mala es que si las grandes cadenas llegan adoptar estas tecnologías serían millones de personas las cuales perdieron su empleo.
En el futuro, los robots eliminarán miles de puestos de trabajo (por eso ahora hay quienes quieren cobrar impuestos por cada robot), y Amazon propone algo similar en el sector del comercio tradicional: su Amazon Go es su concepto de tienda que abrirá en 2017 en Seattle (estado Washington) y que eliminará los cajeros.
Amazon Go usará la aplicación y la cuenta de la empresa para saber dónde debe hacer el cargo de las compras. Al entrar hay que escanear un código que te identificará como comprador. Una vez dentro de la tienda tan sólo debes elegir que productos quieres y meterlos en tu bolsa o carrito.
Sensores en las baldas y sensores que permiten saber quién (en este caso qué teléfono del usuario de Amazon) para agregarlo automáticamente a la cesta de compras del consumidor.
El secreto del funcionamiento de estas tiendas es la integración de sistemas de visión artificial, sensores y aprendizaje automático. Todas ellos se combinan con tu móvil, el instrumento que permite ir detectando lo que compras para convertirse en un carrito de la compra virtual.
Entonces, la 1ra. tienda que competirá con los supermercados convencionales está situada en Seattle, la ciudad natal de Amazon y de Microsoft, y de momento sólo está disponible para los empleados de Amazon, en fase beta, para probar y mejorar su funcionamiento. El centro de compras abrirá para el público general a principios de 2017 con una oferta de productos similar a la de cualquier supermercado tradicional. Además, proponen un servicio de comida preparada para llevar —Amazon Meal Kits— pero el cliente podrá elegir el chef y recibir el pedido en 30 minutos.
"Todo lo que necesitas para venir a comprar es una cuenta en Amazon, un smartphone compatible y la aplicación de Amazon Go", explica la compañía en su página web. Para entrar en el establecimiento es necesario escanear el código que identifica a cada usuario en la app.
Con este nuevo concepto, el gigante del comercio electrónico pretende dar respuesta a la posibilidad de una experiencia de compra sin colas. Además de explorar los límites de la visión e inteligencia artificial. "Este establecimiento va a ser posible gracias a la misma tecnología que utiliza un coche sin conductor", explica la compañía que ha llamado a este sistema Just Walk Out ("Solo sal", en su traducción al castellano).
La cuestión es el desempleo que propone, obviamente.
Aunque la empresa no ha desvelado detalles de cómo va a utilizar exactamente esta tecnología, sí ha afirmado que se trata de un sistema que permite a las máquinas (o sensores en este caso) reconocer productos y de machine learning, una rama de la inteligencia artificial que analiza datos y permite al sistema ir aprendiendo cuanto más se utiliza.
A pesar de los beneficios de un establecimiento sin colas, el lanzamiento de Amazon Go ha despertado cierta polémica por la posibilidad de la compañía de guardar datos relacionados con el usuario. Como el cliente debe entrar obligatoriamente con su cuenta y perfil de Amazon, este control puede permitir a la empresa analizar sus movimientos en la tienda: tanto de aquellos productos que el cliente compre, como de aquellos que coja y devuelva a las estanterías. Para después, proponer productos relacionados cuando esté online.
La tienda piloto de Amazon se encuentra en el nuevo complejo de edificios que están levantando en el centro de Seattle, Washington. Ya se encuentra abierta para sus empleados, no será hasta principios de 2017 cuando los ciudadanos de Seattle puedan acceder y hacer sus compras usando su cuenta de Amazon.



La Casa Blanca advierte que los robots reemplazarán a los humanos
Publicado: 25 feb 2016
Estados Unidos estima que los empleados poco remunerados tienen un riesgo superior al 80 % de perder su trabajo.

Fabian Bimmer / Reuters
En su informe económico para el Congreso de EE.UU., la Casa Blanca pronostica que existe un 83 % de posibilidades de que los robots sustituyan a los humanos que desarrollan empleos con un salario inferior a 20 dólares por hora.
Las opciones disminuyen hasta el 31 % para en el caso de los empleados que reciben entre 20 y 40 dólares por hora, mientras que quienes obtienen más de 40 dólares por hora son los menos amenazados, ya que su riesgo de perder el trabajo es del 4 %.
El documento indica que aún se desconocen tanto el tiempo que tardarán los robots en sustituir a los humanos como las posibles consecuencias de ese cambio. Según uno de los autores, gracias a las máquinas los humanos podrán disfrutar de la vida sin necesidad de trabajar, mientras que el otro estima que ese remplazo generará una necesidad urgente de crear nuevos empleos.
En todo caso, el pronóstico sugiere la necesidad de que los trabajadores sustituidos reciban más formación para desarrollar tareas no aptas para la labor automática y de la manera más rápida posible.

 

Llegan las granjas robotizadas japonesas que permiten cultivar en cualquier parte del mundo
Justo cuando proliferan las noticias que afirman que los Robots le quitarán el trabajo a la mitad de la población en 30 años, se empieza a hablar también de la avanzada tecnología que permite rebajar los costos de producción en un 30% mediante la reducción de mano de obra en las granjas.
Shinji Inada, director ejecutivo de la compañía Spread afirma que las granjas robotizadas fabricadas por su empresa, disponen de un proceso propio que contribuye a la estabilidad productiva y al control sanitario además de facilitar la producción de legumbres en cualquier zona climática del planeta.
"Actualmente recibimos cada día entre 10 y 15 solicitudes para emplear nuestro sistema de cultivo de legumbres desde el Oriente Próximo, África, Asia, las Américas del Norte y del Sur. Hubo algunas solicitudes de Rusia"

En un plazo de 5 años Spread planea construir más de 20 granjas robotizadas en su país, apoderándose de un 10% del mercado nipón.
"La nueva fábrica se destaca por el sistema que permite reutilizar 98% de agua. Además, para la producción de plantas utilizamos lámparas LED diseñadas para cultivar hortalizas, así como las nuevas tecnologías que automatizan todo el ciclo de producción, desde la germinación hasta la cosecha", explica Shinji Inada.
Esto se lleva a cabo mediante la automatización y combinación de dos procesos: el transporte y el trasplante robótico. El papel del ser humano se reduce solo a cortar la lechuga cosechada y empaquetarla.
Las granjas robotizadas permiten recolectar 21.000 cabezas de lechuga al día.
Visto en : El Microlector


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aviso

Aviso

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...