Me gusta

lunes, 9 de abril de 2018

La apacible des-humanización humana


El lugar de trabajo del futuro
A medida que la inteligencia artificial va más allá de la industria tecnológica, el trabajo podría volverse más justo u opresivo

Mar 28th 2018
La inteligencia ARTIFICIAL (IA) se está abriendo camino en los negocios. Como explica nuestro informe especial de esta semana, empresas de todo tipo están aprovechando la IA para pronosticar la demanda, contratar trabajadores y tratar con los clientes. En 2017, las empresas gastaron alrededor de 22.000 millones de dólares en fusiones y adquisiciones relacionadas con IA, unas 26 veces más que en 2015. El McKinsey Global Institute, un grupo de expertos de una consultoría, considera que la simple aplicación de la IA al marketing, las ventas y las cadenas de suministro podría crear un valor económico, incluyendo beneficios y eficiencias, de 2,7 billones de dólares en los próximos 20 años. 

El jefe de Google ha llegado a declarar que la IA hará más por la humanidad que el fuego o la electricidad.

Estos pronósticos tan grandiosos despiertan ansiedad y esperanza. A muchos les preocupa que la IA pueda destruir empleos más rápido de lo que los crea. Las barreras de entrada a la propiedad y generación de datos podrían llevar a un puñado de empresas dominantes en cada industria.
Menos familiar, pero igual de importante, es cómo la IA transformará el lugar de trabajo. Mediante el uso de la IA, los gerentes pueden obtener un control extraordinario sobre sus empleados. Amazon ha patentado una pulsera que rastrea los movimientos de las manos de los trabajadores del almacén y utiliza vibraciones para empujarlos a ser más eficientes. Workday, una empresa de software, calcula alrededor de 60 factores para predecir qué empleados se irán. Humanyze, una nueva empresa, vende tarjetas de identificación inteligentes que pueden rastrear a los empleados en la oficina y revelar lo bien que interactúan con sus colegas.

La vigilancia en el trabajo no es nada nuevo. Los trabajadores de las fábricas han fichado desde hace mucho tiempo la entrada y la salida; los patrones ya pueden ver lo que los trabajadores ociosos hacen en sus computadoras. Pero la IA hace que la vigilancia ubicua valga la pena, porque cada bit de datos es potencialmente valioso. Pocas leyes rigen la forma en que se recopilan los datos en el trabajo, y muchos empleados consienten de forma desprotegida la vigilancia cuando firman su contrato de trabajo. ¿Adónde lleva todo esto?

Confianza y telescreens
Comience con los beneficios. La IA debería mejorar la productividad. Humanyze fusiona los datos de sus tarjetas de identificación con los calendarios y correos electrónicos de los empleados para determinar, por ejemplo, si los diseños de oficina favorecen el trabajo en equipo. Slack, una aplicación de mensajería en el lugar de trabajo, ayuda a los gerentes a evaluar la rapidez con la que los empleados realizan las tareas. Las empresas verán cuando los trabajadores no sólo se duermen sino que también se comportan mal. Están empezando a utilizar la IA para detectar anomalías en las declaraciones de gastos, marcando los recibos de las horas impares de la noche de manera más eficiente que un contador de frijoles basado en carbono.

Los empleados también se beneficiarán. Gracias a los avances en la visión por computador, AI puede comprobar que los trabajadores llevan equipo de seguridad y que nadie ha sufrido daños en la planta de producción. Algunos apreciarán más retroalimentación sobre su trabajo y agradecerán un sentido de cómo hacerlo mejor. Cogito, una startup, ha diseñado un software mejorado de Inteligencia Artificial que escucha las llamadas de servicio al cliente y asigna una "puntuación de empatía" basada en cuán compasivos son los agentes, cuán rápido y cuán capaz son de resolver las quejas.

Las máquinas pueden ayudar a asegurar que los aumentos de sueldo y los ascensos lleguen a quienes los merecen. Eso comienza con la contratación. Las personas a menudo tienen sesgos, pero los algoritmos, si se diseñan correctamente, pueden ser más imparciales. El software puede marcar patrones que la gente puede pasar por alto. Textio, una startup que utiliza la IA para mejorar las descripciones de los puestos de trabajo, ha descubierto que es más probable que las mujeres respondan a un trabajo que menciona "desarrollar" un equipo en lugar de "dirigirlo". Los algoritmos recogerán las diferencias salariales entre géneros y razas, así como el acoso sexual y el racismo que los gestores humanos pasan por alto consciente o inconscientemente.

Sin embargo, los beneficios de la IA tendrán muchas desventajas potenciales. Los algoritmos no pueden estar libres de los sesgos de sus programadores. También pueden tener consecuencias no deseadas. La duración de un viaje de ida y vuelta puede predecir si un empleado renunciará a un trabajo, pero este enfoque puede perjudicar inadvertidamente a los solicitantes más pobres. El personal de más edad podría trabajar más lentamente que los más jóvenes y podría arriesgarse a perder sus puestos si lo único que busca la IA es productividad.

Y la vigilancia puede parecer orwelliana, un asunto delicado ahora que la gente ha empezado a preguntarse cuánto saben Facebook y otros gigantes de la tecnología sobre sus vidas privadas. Las compañías están comenzando a monitorear cuánto tiempo pasan los empleados en los descansos. Veriato, una empresa de software, llega a rastrear y registrar cada pulsación de teclas que los empleados realizan en sus computadoras para medir el compromiso que tienen con su empresa. Las empresas pueden utilizar la IA para examinar no sólo las comunicaciones profesionales de los empleados, sino también sus perfiles en los medios sociales. La clave está en el nombre de Slack, que significa "registro de búsqueda de toda conversación y conocimiento".

Rastreando los rastreadores
Algunas personas están en mejor posición que otras para evitar que los empleadores vayan demasiado lejos. Si sus habilidades están en demanda, es más probable que usted sea capaz de resistir que si es fácil de reemplazar. Los trabajadores remunerados por horas en industrias de bajos salarios, como la venta al por menor, serán especialmente vulnerables. Esto podría alimentar un resurgimiento de los sindicatos que intentan representar los intereses de los empleados y establecer normas. Incluso entonces, la elección en algunos trabajos será entre ser reemplazado por un robot o ser tratado como tal.

A medida que los reguladores y los empleadores sopesan los pros y los contras del sexo anal en el lugar de trabajo, tres principios deben guiar su difusión. En primer lugar, los datos deben ser anónimos siempre que sea posible. Microsoft, por ejemplo, tiene un producto que muestra a las personas cómo gestionan su tiempo en la oficina, pero que proporciona a los administradores información sólo de forma agregada. En segundo lugar, el uso de la IA debe ser transparente. Se debe informar a los empleados sobre qué tecnologías se están utilizando en sus lugares de trabajo y qué datos se están recopilando. Como cuestión de rutina, los algoritmos utilizados por las empresas para contratar, despedir y promover deben ser probados para detectar sesgos y consecuencias no deseadas. Por último, los países deben permitir que las personas soliciten sus propios datos, ya sean ex trabajadores que deseen impugnar un despido o solicitantes de empleo que deseen demostrar su capacidad a posibles empleadores.

La marcha de AI hacia el lugar de trabajo exige compensaciones entre la privacidad y el rendimiento. Una mano de obra más justa y productiva es un premio que vale la pena tener, pero no si encadena y deshumaniza a los empleados. Lograr un equilibrio requerirá reflexión, voluntad de adaptación tanto por parte de los empleadores como de los empleados, y una fuerte dosis de humanidad.

Este artículo apareció en la sección Líderes de la edición impresa bajo el título "AI-spy".


Nos gobernará un robot dictador inmortal de cuyo poder "nunca escaparemos"
Publicado: 6 abr 2018
Ese escenario se producirá si el desarrollo de la inteligencia artificial recae en gobiernos autoritarios.
El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk.
Peter Parks / Reuters
El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, ha realizado una advertencia sobre el futuro que le espera al ser humano cuando comience la era de la inteligencia artificial, informa el portal Mashable.
En el documental '¿Confías en esta computadora?' ('Do you trust this computer', en inglés) que se estrenó el pasado 5 de abril en Los Ángeles, el director ejecutivo de Space X asegura que la humanidad podría crear "un dictador inmortal del cual nunca podremos escapar".
Musk estima que si gobiernos autoritarios llevan el peso del desarrollo de la inteligencia artificial, sus líderes y partidos serán capaces de crear estructuras estatales de opresión permanente.
Este emprendedor está convencido de que la inteligencia artificial "va a afectar nuestras vidas de formas que ni siquiera podemos imaginar en este momento". De hecho, en una entrevista reciente aseguró que es el mayor riesgo para la humanidad, seguido del cambio climático.
Elon Musk estima que "tal vez hay entre un 5 % y un 10 % de posibilidades de éxito" a la hora de lograr que la IA sea segura.


Corea del Sur desarrolla robots asesinos con inteligencia artificial
05 de abril de 2018
Prototipo de robot militar del ejército de los Estados Unidos
La visión distópica de la película de James Cameron inspiró a una universidad de Corea del Sur que, en sociedad con el mayor fabricante de armas de ese país, busca desarrollar robots asesinos. La ONU busca prohibirlos.
Más de 50 destacados académicos e investigadores de inteligencia artificial (IA) de casi 30 países lanzaron un boicot contra el Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea (Kaist) por considerar que, en asociación con la empresa de defensa Hanwha Systems, busca desarrollar "robots asesinos" inteligentes.
"Hay muchas cosas buenas que para hacer con IA que salvan vidas, incluso en un contexto militar, pero declarar abiertamente que el objetivo es desarrollar armas autónomas y tener un compañero como este despierta una gran preocupación", explicó Toby Walsh, el organizador del boicot.
Los investigadores firmantes aseguraron que no colaborarían con la universidad ni con los visitantes del Kaist por temor a que esa institución buscara "acelerar la carrera para desarrollar" armas autónomas, como se conoce al armamento dotado con IA que no requiere de instrucciones humanas para funcionar.
La declaración se produce una semana antes de una reunión en Naciones Unidas en la que más de 20 países pedirán una prohibición total de los robots asesinos.
Walsh, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia, se enteró de la posibilidad de este desarrollo a través de un artículo del Korea Times que afirmaba que el Kaist buscaba "unirse a la competencia mundial para desarrollar armas autónomas" y por ello rápidamente escribió a la universidad, pero no obtuvo respuestas.
El Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea se asoció con un fabricante de armas para desarrollar armas autónomas que no requieren instrucciones humanas para funcionar
El temor se acrecentó al conocerse la asociación de la casa de altos estudios con Hanwha, uno de los mayores fabricantes de armas de Corea del Sur, y desarrolladora de las bombas de racimo prohibidas en 120 países en virtud de un tratado internacional.
Según informó el diario inglés The Guardian, una vez conocido el boicot el presidente de Kaist, Sung-Chul Shin, dijo estar triste por la noticia: "Me gustaría reafirmar que Kaist no tiene ninguna intención de participar en el desarrollo de letales sistemas de armas autónomas y robots asesinos".
"Como institución académica, valoramos los derechos humanos y los estándares éticos en un alto grado. Reafirmo una vez más que Kaist no realizará actividades de investigación contrarias a la dignidad humana, incluidas las armas autónomas que carecen de un control humano significativo", agregó.
Hanwha es uno de los mayores fabricantes de armas de Corea del Sur y desarrolladora de las bombas racimos prohibidas en 120 países.
Sin embargo, al anunciar la apertura del centro de investigación especial para la convergencia de la defensa nacional y la inteligencia artificial en febrero pasado, había afirmado que se centraría en la evolución de "sistemas de comando y decisión basados en inteligencia artificial".
"Algoritmos de navegación compuestos para vehículos submarinos no tripulados a gran escala, sistemas de entrenamiento de aeronaves inteligentes basados y tecnología inteligente de seguimiento y reconocimiento de objetos basados en inteligencia artificial", serían lo esencial del nuevo proyecto, según el anuncio que luego fue borrado del sitio del instituto.
"Desarrollar armas autónomas empeoraría la situación de seguridad en la península de Corea. Si estas armas se hacen en cualquier lugar, eventualmente aparecerían en Corea del Norte y no tendrían ningún reparo en usarlas contra el sur", agregó Walsh.
Los expertos advirtieron que este tipo de desarrollo empeoraría aún más la delicada situación en la península coreana.
En noviembre pasado, la ONU había tenido su primer encuentro para debatir la problemática de las armas autónomas, pero se dejó en manos de futuras reuniones la adopción de una declaración políticamente vinculante, un código de conducta o un mecanismo de revisión continuada de la tecnología.


AVATAR PROJECT 2045 – La mente traspasada a una maquina para vivir eternamente – Transhumanismo
Dic 06, 2017
La ciencia ficción se esta convirtiendo en realidad. El multimillonario ruso Dimitry Itskov, se ha propuesto que para el año 2045 la gente pueda vivir eternamente usando un "Avatar" o cuerpo evolucionado al que se le volcara la información de una mente humana que a su vez fue previamente volcada a un ordenador. Descubre las metas y la ideología del proyecto, además de los dilemas morales que ésto representaría para el individuo y la sociedad.









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aviso

Aviso

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...