Me gusta

lunes, 27 de noviembre de 2017

La paz en Siria



Putin y Assad celebran la paz en Siria. ¿Por qué Occidente no celebra con ellos?
AddThis Sharing Buttons
Share to PrintShare to TwitterShare to FacebookShare to More
24 de noviembre de 2017 — 
El miércoles 22 se reunieron en Sochi, Rusia, los Presidentes de Rusia, Turquía e Irán, como parte del proceso de Astana para negociar la paz en Siria, en donde acordaron que, ahora que los terroristas del Estado Islámico (EIIS) y de al-Qaeda han sido derrotados finalmente gracias a la colaboración del Ejército Sirio y el poderío aéreo ruso, la tarea de la reconstrucción de la nación puede y debe comenzar. El Presidente Vladimir Putin de Rusia informó a sus colegas, Erdogan de Turquía y Rouhani de Irán, sobre su emotiva reunión el día anterior con el Presidente sirio Bashar al-Assad, quien abrazó al Presidente ruso y a los dirigentes militares rusos que, en dos breves años, salvaron a Siria de la nefasta suerte a la que Barack Obama había condenado a su nación, la misma suerte que a Iraq y a Libia, que quedaron devastados y sus instituciones políticas destruidas y convertidas en facciones terroristas peleando por el poder, gracias a Bush y a Obama. Ahora, dijo Assad, hay paz, y los millones de desplazados pueden comenzar a regresar a sus hogares e iniciar el proceso de reconstrucción.
¿Por qué no es que todo mundo llora lágrimas de alegría, junto con Putin y Assad, porque se ha terminado finalmente la pesadilla del terror del EIIS, con sus decapitaciones de niños y bombas suicidas?
En su videoconferencia semanal, Helga Zepp-LaRouche lo planteó de la manera siguiente: "¿Qué prefieren? ¿Prefieren guerras que se sostienen con mentiras? ¿Guerras intervencionistas que han hundido a todo el sudoeste de Asia en el caos total? Afganistán, Iraq, Siria, Libia y el Norte de África. ¿No se sienten felices de que la paz ha vuelto?"
Luego de su reunión con Assad, el Presidente Putin y el Presidente Trump conversaron por teléfono durante 90 minutos, en donde analizaron soluciones para Siria, Ucrania y Corea del Norte, de acuerdo a sus informes públicos, y seguramente también hablaron de otras cosas.
Mientras tanto, en Estados Unidos, los medios noticiosos no informan de nada de esto. Ni siquiera han informado de los fenomenales resultados de la gira de Trump por Asia, en donde se trató de unir esfuerzos con el Presidente Xi Jinping de China y el Presidente Putin, para poner fin a la división de las principales potencias del mundo, para unir esfuerzos a fin de derrotar el terrorismo y construir un mundo mejor mediante la Nueva Ruta de la Seda. Esos medios noticiosos creen que la población estadounidense está más interesada en los pecadillos sexuales de los machos políticos del país y de sus estrellas de Hollywood.
Pero están en un error. La población desprecia a esos medios mucho más que las fallas de carácter de las élites estadounidenses. Lo que quiere la población son empleos. Quiere que se ponga fin a la epidemia de opiáceos que destruye a sus familias. Quieren volver a descubrir al Sistema Americano y cómo funcionó cuando Hamilton, Lincoln, Franklin Roosevelt o Kennedy. Quiere que sus hijos aspiren a ser astronautas en Marte.
Por eso es que tanto el Congreso como los medios no quieren que la población se entere de lo que sucedió en la gira de Trump por Asia, sobre los $300 mil millones de dólares en inversiones industriales y de infraestructura en Estados Unidos que Trump organizó en ese viaje, o sobre lo que sucede en Siria. La realidad del Nuevo Paradigma significa que sus esfuerzos por apaciguar a la población, para que acepte la decadencia, la pobreza y la drogadicción, no se van a tolerar ya más.
La población comienza a reconocer en dónde encontrar la verdad detrás de todas esas mentiras. En su videoconferencia semanal, Helga Zepp-LaRouche dijo: "Me siento muy feliz, porque si van a nuestros diferentes sitios electrónicos, y leen lo que han venido diciendo el movimiento de LaRouche y mi esposo desde principios de los años de 1970, en términos de construir un nuevo orden económico mundial justo; él ha publicado muchos, muchos libros, artículos; nosotros hemos publicado una cantidad enorme de programas para el desarrollo de África, Iberoamérica, Asia; hemos realizado cientos de conferencias en cinco continentes, y este es el trabajo de nuestra vida que está ahora viendo la luz. Porque ese es el programa de la Nueva Ruta de la Seda de China, todos esos programas; y ustedes pueden comparar lo que dijimos hace 40 años, y en el caso de mi esposo, hasta hace 50 años, y verán que ahora, básicamente el mundo se está moviendo en esa dirección".
"Así que tengo toda la confianza de que las cuestiones restantes, como, ¿Qué es la 'libertad'? ¿Qué es la 'felicidad'? Estas cuestiones también se van a resolver. Porque el Instituto Schiller se llama 'Instituto Schiller' porque a Schiller se le conocía como 'el poeta de la libertad'. Y si ven su noción de libertad, no tiene nada que ver con el hedonismo individualista, lo que la gente normalmente llama 'valores de Occidente', que se refiere a la idea de que todos pueden hacer lo que les de la gana absolutamente sin ninguna consideración por el bien común o el desarrollo de las generaciones futuras.
"También la idea de 'felicidad'. No es el placer hedonista del aquí y el ahora a costas del resto del mundo, siempre y cuando 'te sientas bien'. ¡No! La búsqueda de la felicidad, que está en la Declaración de Independencia de Estados Unidos, es una noción que viene de Leibniz: significa que todas las personas tienen el derecho a desarrollar su potencial a plenitud, para contribuir al bienestar de la sociedad, y hallar su felicidad en esa noble misión.
"Así que soy optimista de que ahora que salieron mal los valores de Occidente, la mayoría de los países del mundo se orientan en una dirección totalmente diferente, para retomar los valores fundamentales de la humanidad, y eso va a tener un efecto muy positivo en Occidente".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...