Me gusta

miércoles, 27 de junio de 2018

El más ambicionado nuevo continente



Los kelpers proyectan a Malvinas como "puerta de entrada natural a la Antártida"
Un documento de 30 páginas denominado "El Plan de las Islas 2018-2022" resume 5 meses de trabajo del ilegítimo gobierno británico, quienes desde 1833; usurpan a la Argentina el archipiélago malvinero. Con prohibición para los argentinos, el plan da pie a la posibilidad de abrir las puertas a un proceso migratorio con objetivos de poblamiento dirigido a ciudadanos del continente suramericano. Además, confrontando con la política de Estado y de desarrollo económico que desde hace varias décadas y poco éxito, vienen anunciando la sucesión de gobiernos que han conducido la Nación Argentina y la Tierra del Fuego; con la promesa de consolidar a la ciudad de Ushuaia, como "Puerta de entrada a la Antártida".

Publicado por el portal de noticias http://en.mercopress.com/ en su versión en inglés los pasados días jueves 5 y el domingo 8; el ilegítimo y nunca democrático Gobierno británico de las islas Malvinas, dio a conocer el "The Islands Plan 2018-2022", o "El Plan de las Islas 2018-2022", sobre la base de una estrategia colectiva que pretende ser desarrollada durante un período de cuatro años y que podría ponerse en marcha en el corto plazo, si se aprueba a fin de mes.
El documento que "se extiende a 30 páginas, busca delinear una visión y estrategia colectiva para las islas Malvinas durante su mandato de cuatro años (…) y fue producido durante los últimos 5 meses", detalla el medio. Narra una visión general de crecimiento, prosperidad económica y sólido gobierno para las Islas, se compromete a adoptar tratados internacionales y contiene además "un plan centrado en áreas temáticas particulares, como cultura, población, medio ambiente, transporte y desarrollo".
Llamativamente el "Plan de las Islas" hace una referencia específica a la promoción de Malvinas como la "puerta de entrada natural a la Antártida", hecho que no solo confrontará sino que irá en franco detrimento de una política de Estado de por sí lenta y discontinua, que consolide en esa condición al puerto de Ushuaia; reforzando no solo el potencial turístico y económico, sino además la legitimidad internacional de ser reconocida como la ciudad Capital de Malvinas, de los territorios marítimos usurpados, como de los pretendidos por Gran Bretaña en Antártida.
Un poblamiento con "vecinos" de Suramérica
Respecto a una relación más amplia con América del Sur, avanza en un compromiso de desarrollar una estrategia cultural para las Islas -como lo viene desplegando después de la guerra de 1982-, poniendo énfasis sobre los "fuertes vínculos actuales e históricos" que las Islas tienen con el continente sudamericano. Por lo cual el medio de prensa especula, que también se podría materializar en la posibilidad de abrir las puertas a un proceso migratorio destinado a ciudadanos de los diferentes países del continente, exceptuando -claro está-, a todos los argentinos.
Con las excepciones del caso, los kelpers hacen aproximaciones exitosas. Tal es la competencia denominada; ¿"Why would I like to meet my neighbours from the Falkland Islands?"o: ¿Por qué debería conocer a mis vecinos de las islas Falkland?; lanzado por los que se autoproclaman "gobierno de las islas" a través de varias embajadas del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de Suramérica. El programa invita a estudiantes universitarios del continente suramericano, a participar de un concurso que tiene como premio un viaje de una semana a las Islas, con todos los gastos pagos.
Los beneficios que les otorga a los kelpers el ACUERDO FORADORI – DUNCAN
La Asamblea Legislativa del ilegítimo gobierno de las Malvinas, quien "ha discutido formalmente la importancia y las posibles consecuencias negativas del Brexit" para las Islas en los próximos años; cuenta desde el 13 de septiembre de 2016, con un acuerdo firmado entre la Cancillería Británica y su par de la Argentina (conocido bajo el nombre de ACUERDO FORADORI – DUNCAN, http://www.mrecic.gov.ar/comunicado-conjunto-10), mediante el cual obtuvo el compromiso del gobierno del presidente Mauricio Macri de "remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos", incluidos entre ellos, nuevas conexiones aéreas para garantizar la afluencia de turismo y el personal profesional y técnico para la explotación pesquera y petrolera en los espacios usurpados por Gran Bretaña a la República Argentina. Acuerdos que abordaremos con detenimiento en ediciones posteriores.





¿Un evento volcánico podría cambiar el continente Antártico?


Objetivo final: la Antártida Argentina
Por Javier Cornejo
Artículo publicado en el diario El Tribuno el 11.02.13

La denominada "Ecuación anglo-argentina" fue tema prioritario de esta columna desde el primer artículo publicado en El Tribuno el 2 de abril de 2009, titulado: "La soberanía sobre la plataforma submarina".
A lo largo de estos años se desarrolló y analizó minuciosamente la letra del plexo jurídico de acuerdos y tratados, que en forma categórica sepultan el parloteo con que nos aturden y distraen nuestros funcionarios.

Cháchara que sólo tiene por objeto ser partícipe de una partitura pre-
establecida, cuyo único fin es despojarnos a todos los argentinos de las riquezas existentes en la geografía que habitamos, sin pertenecernos.

Tal denominación: "Ecuación anglo-argentina", tanto política y cultural, cuanto económica y social, se desprende de la obra del profesor catedrático de la Universidad de Birmingham Harry S. Ferns, "Gran Bretaña y Argentina en el Siglo XIX" (1966), al referirse al intrincado entramado de estructuras que, por su singularidad y por sus implicancias, ha promovido extensos estudios de los más destacados eruditos en las universidades inglesas.

Es decir, el estudio profundo en proyección atemporal de la férrea dependencia Argentina del imperio desde 1825, año en que firmáramos el "Tratado de perpetua amistad", consecuencia jurídica esencial del plan de 1711 denominado "Una propuesta para
humillar a España", al que oportunamente me referí en anteriores artículos de esta columna.

Hoy constatamos, indudablemente, que el poderío imperial se saca la careta, no la necesita más, y ostensiblemente apoyado en la convicción armada publicita su objetivo de instalación a perpetuidad en el inicio y cúspide (alfa y omega) de todos los continentes.

Es un mensaje dirigido no a los argentinos, sino a todo el planeta extra e intraterreno.

Ubicación antártica

Los presupuestos se cumplen inexorablemente producto de la científica planificación de los cerebros imperiales. El contundente veredicto del próximo 11 de marzo será un nuevo punto de apoyo del RU.
Por prolongación de la plataforma que ocupan en Malvinas e islas del Atlántico Sur, se extenderán a "título de dueños" a la península antártica (Queen Elizabeth Land), desalojando a los argentinos de las bases que en este mes cumplen 109 años de "cuidados y mantención".

Mientras por la ruinosa situación de nuestra des-Armada, debemos alquilar avión ruso (Ilushyn) y barco holandés (Timca) para recambio antártico, los británicos/ EEUU se encuentran perforando los lagos sub-
glaciales Whillams y Ellsworth, habiendo logrado el pasado 23 de enero muestras del acuífero.

Los rusos

En esta carrera científico-militar, el pasado 10 de enero, los rusos lograron extraer muestras del lago Vostok, a 3.406 metros de profundidad.

Agua y barro que develarán secretos ocultos por cientos de miles de años. Indudablemente, la lucha por el control antártico y sus derivaciones es el escenario que empieza a mostrarse en una actualización de la disputa oriente/occidente. Esta vez en el vértice teóricamente neutro del mundo, corriendo el riesgo se transforme en un vórtice sin control donde la población civil continental replique lo que hoy ocurre en Irak, Libia, Afganistán, Siria. En esta globalización de tránsito a su última fase: la "mundialización", lo sucedido en las poblaciones de cualquier rincón del mundo, constatamos, se reitera una y otra vez a lo largo y ancho de nuestro único planeta Tierra.

¿Podremos los argentinos quedar excluidos?



Objetivo final: La Antártida (II)

Por Javier Cornejo
Artículo publicado en el diario El Tribuno el 28-01-2013

La publicitada teatralización de disputas verbales entre el Gobierno inglés y el argentino sobre "sentarse a una mesa de negociación" por Malvinas, omite ostensiblemente el tema de la soberanía del Estado argentino sobre el territorio insular, plataforma continental, y sector del continente Antártico de nuestra legal pertenencia.

Si la soberanía no es tema de tratamiento, ¿que pretende negociar Argentina?
El resultado del plebiscito isleño del próximo 11 de marzo indudablemente será usado por el Imperio Británico como el salvoconducto definitivo de su permanencia por siempre en el Sur Americano.
Como otra cara de esta ruidosa e inocua cháchara, invariablemente un misterioso
manto de silencio cubre el continente Antártico de toda información inconveniente.

Fisuras informativas

Silencio, que no obstante el celo guardado, tuvo fisuras informativas en distintas épocas que velozmente fueron neutralizadas de diferentes maneras: ridiculizándolas, cubriéndolas de descréditos con sospechas conspiranoicas, acusando a sus generadores de facultades mentales alteradas, o directamente suprimiendo físicamente a sus protagonistas.

El conocerlas nos ayudará a comprender, un poco más, las motivaciones que tiene el Imperio Británico para no devolver nunca los territorios que nos usurpan.
A efectos de su certeza, me remitiré a las que se pueden acceder públicamente y ocurrieron en los últimos 100 años.

En la presente oportunidad me referiré al acontecimiento más notable y que hasta el día de hoy no existen respuestas a lo sucedido, ni fue comprobado si su objetivo era científico o militar, o ambas cosas

La Operación High Jump (Salto Alto)

Apenas termina la Segunda Guerra Mundial, los EEUU convocaron al almirante Richard Byrd, Gran Canciller de la Orden de Lafayette y de la Cruz del Mérito, secretario Perpetuo de la Academia Federal de la Marina Americana y de las Ciencias, experto absoluto en temas antárticos, expedicionario en reiteradas campañas en ambos polos, poniéndolo al mando de la Task Force 68 compuesta por más de 4.000 hombres, a efectos de invadir la zona antártica en el despliegue militar más enorme que haya ocurrido luego de finalizada la segunda gran guerra.

El equipamiento estaba compuesto con más de 13 naves, entre rompehielos, destructores, portaaviones ("Pillipine Sea"), cargueros, buques tanques de aprovisionamiento, buque de comunicaciones y submarinos.
El despliegue comenzó en el Mar de Ross divido en tres grupos convergentes con la finalidad de efectuar un rastrillaje total y meticuloso del continente blanco.
Instalaron una pista continental de la que despegaban aviones tipo DC3 para vuelos de largo alcance aerofotográficos.

En sólo 2 semanas relevaron más de 500.000 km2 y tomaron más de 70.000 fotografías.

Final anticipado

La operación High Jump, prevista para un tiempo de 8 meses, finalizó abruptamente a las 2 semanas en un desastre total.

El 5 de marzo de 1947 el almirante Byrd declara en el diario Mercurio de Chile: "La mayor amenaza para EEUU y sus aliados, viene ahora del Polo Sur, pues nos hemos encontrado con extrañas aeronaves de alta tecnología y de muy altas velocidades".
Declaraciones que fueron puestas en duda por sus detractores, pero, de todos modos:

¿A qué o quiénes se enfrentó el almirante? 

Objetivo final: La Antártida (III)

Por Javier Cornejo
Artículo publicado en el diario El Tribuno el 04-02-2013

El británico nombre de Queen Elizabeth Land (Tierra de la Reina Isabel) que el Reino Unido decidió imponer a territorios comprendidos en el sector antártico Argentino, no obedece a ninguna casualidad temporal o geográfica, sino que tal sector constituye la prolongación de la plataforma de Malvinas en poder efectivo del Imperio.

Lo que Inglaterra hizo fue "bautizar con nombre y apellido lo que en el Tratado de Lisboa del 13-12-2007 se denomina el Sector Antártico Británico" (Eduardo M. Lualdi). De tal manera conservar para sí y la Alianza Militar de la OTAN el control del paso interoceánico Atlántico Sur-

Pacífico Sur, el control de la ruta transpolar, el dominio de todos los recursos naturales que abundan en la vastedad de los 5.000.000 km2 usurpados, y lo definitivo: la proyección Antártica.

El Reino Unido nunca se avendrá a restituir los territorios que nos robaron.
Instalaron la fuerza necesaria para enfrentar efectivamente todo intento de cualquier posible interesado en una aventura militar. A tal punto las Fuerzas Armadas constituyen uno de los principales pilares del Imperio Británico, que en el primer mensaje efectuado por la reina Isabel II con la última tecnología de 3D en ocasión del pasado saludo navideño, rindió solemne homenaje a las "Fuerzas Armadas cuyo deber las separa de familias y amigos" expresándoles su emocionada gratitud (El Tribuno 26-12-12 pág. 2).

La extensión armada

Los actuales EEUU constituyen "el músculo que acciona el cerebro Británico".
La fuerza pretoriana de la Alianza se encuentra al servicio de Su Majestad, quien la tiene muy en cuenta en caso de ser necesaria su utilización en el hemisferio sur.
La base instalada en Cocón (Chile) lo demuestra.
En la actual mundialización del planeta, en que se encuentran cada día más difusos los Estados nacionales, los territorios dependen absolutamente de la capacidad bélica de quién se los propia (efectivamente o en alianzas dependientes).

Por ello:
Por primera vez en la historia, un presidente de los EEUU se dirigió a ambas cámaras del Parlamento Británico.
Obama el 25 de mayo de 2011 en Westanimster Hall Londres- sostuvo: "Vine aquí para reafirmar una de las más antiguas, una de las más fuertes alianzas que el mundo haya conocido jamás".

"Desde hace tiempo EEUU y el Reino Unido comparten una relación especial y dado que además compartimos una prensa crítica, esa relación es a menudo analizada y sobreanalizada con un poco de nerviosismo o tensión". "Por supuesto todas las relaciones tienen sus momentos buenos y malos, hay que admitir que la nuestra empezó con el pié izquierdo, con un pequeño problema sobre té e impuestos (risas) ". "Hubo algunos sentimientos heridos cuando prendieron fuego a la Casa Blanca durante la guerra de 1812 (risas)".
"Pero afortunadamente todo ha ido progresando desde entonces".
A tal punto fue el progreso que, protegidos por el paraguas territorial inglés sobre los paralelos circundantes, EEUU instaló sus bases en el techo del mundo: la nuclear Mc Murdo, la más cercana al polo geográfico la Amundsen-Scott, la Palmer, la Eights, Campamento Byrd, la Siple.

No les preocupa las teatralizaciones del Canciller Argentino.
Si China con cinco bases, y Rusia con la base Vostok en el centro magnético.

 

















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...