Me gusta

viernes, 29 de marzo de 2019

La invasión de China en Argentina





Argentina – China 1-2-3
Argentina-China (1)
Por Javier Cornejo
07 de marzo de 2011 
Las relaciones de Argentina con China deben ser analizadas con especial atención, para lograr una cabal comprensión de lo que actualmente significan en el concierto mundial el control de los recursos naturales.
Cual tiempo empleado para la construcción de su Muralla, en silencio, sigilosamente, sin prisa pero sin pausa, a través de los años China fue tejiendo la letra de acuerdos comerciales que hoy posibilitan su presencia en 23 provincias argentinas, su creciente control supermercadista y el posicionamiento de mafias controladoras del cada día mayor contingente inmigratorio. Importaron idioma, fisonomía, costumbres y cultura, en total contradicción con lo poco que ya queda de argentinidad.
El inicio de las relaciones diplomáticas entre Argentina y China se produjo el 26 de mayo de 1945, durante los gobiernos de Farrell y Chiang Kai Shek. Las relaciones comerciales se hicieron efectivas en 1954, cuando se efectuó una importante operación de granos a través de una firma denominada Melati. Luego, en 1955, el vicecanciller chino condecoró al general Eugenio Aramburu con la Orden de las Nubes Propicias.
La China de Mao impuso un receso hasta el gobierno del general Lanusse, quien -ideologías aparte- la reconoció el 19 de febrero de 1972. "Profundamente confiamos en que, luego del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Argentina y China, y a través del común esfuerzo de las partes, las relaciones entre los Estados y la amistad de ambos pueblos, indudable y progresivamente, lograrán acrecentarse y desarrollarse", fueron las premonitorias palabras del designado embajador argentino en Pekín, Eduardo Bradley (Ministerio de Relaciones Exteriores, Memorias del año 1972, pág. 22).
En el gobierno democrático de 1973 a1976, se estancaron las relaciones.
Las relaciones durante el Proceso
Durante el Proceso se reanudaron los vínculos bilaterales. El 2 de febrero de 1977 se firmó un convenio comercial entre el ministro de Relaciones Exteriores, César Guzzetti, y el embajador chino en Buenos Aires, Zheng Wei Zhi, (ley 21.758). Más adelante, en junio de 1978, visitó China el ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, quien señaló como una "neta división entre todo lo que puede ser político y lo económico y comercial" (La Nación 6/6/78, pág. 20). Dos años más tarde, en 1980, Jorge Rafael Videla se convirtió en el primer presidente argentino y latinoamericano en visitar China. Los acuerdos e intercambios de notas firmados por Martínez de Hoz y Videla constituyen la reafirmación jurídica (que había iniciado Lanusse) en las relaciones económicas y culturales de las décadas siguientes, hasta nuestros días.
El 3 de abril de 1982 (un día después del desembarco en Malvinas) el Consejo de Seguridad de la ONU, por instancia británica, aprobó la resolución 502 (que pedía el cese de hostilidades). En esa votación, China se abstuvo, en un entendimiento con el Reino Unido por el tema de Hong Kong y Taiwán. Meses más tarde, en septiembre de 1982, la primera ministra británica, Margaret Thatcher, visitó China.
El período democrático
Tras el retorno de la democracia, el entonces presidente Alfonsín visitó China y apoyó su ingreso al Tratado Antártico y el establecimiento de dos bases, denominadas Gran Muralla (en 1985) y Zhong Shan (en 1989). Carlos Menem inició su relación con China a través de la firma de acuerdos de cooperación de energía nuclear. En mayo de 1990 el presidente Yang Shang Kun visitó por primera vez argentina. En noviembre de ese año Menem fue a China y, tras esa recorrida, comenzó un masivo ingreso de productos chinos, ocasionando un severo déficit comercial. Paralelamente las "Tríadas", instaladas desde los 70, intensificaron su fuerza.
En 1995, Menem visitó por segunda vez China. Entonces, se incrementó una inmigración constante y se firmaron innumerables acuerdos que configuran el andamiaje de las futuras acciones del gobierno kirchnerista. Pero ese tema será abordado en la próxima columna.

Argentina - China (2)
Por Javier Cornejo
14 de marzo de 2011
En 1711 se publica en Londres el plan estratégico británico para conquistar las Provincias de España en América, bajo el título: "Una propuesta para humillar a España", que fue adoptado y ejecutado por el canciller Williams Pitt, a partir de 1804. (El Tribuno 19/7/10)
Además de su dedicación táctica y militar, esta "propuesta" echa las bases de lo que luego fue la constante poblacional en Latinoamérica: masacre y reemplazo. A lo que George Canning denominó el programa a cumplirse en 300 años
Paradójicamente, esos 300 años referidos se cumplen en el devenir de este 2011
Mientras el plan Pitt se desarrollaba en Sudamérica, en el otro lado del mundo desde las plantaciones de amapolas de la India Británica, la British East India Company introducía ilegalmente el opio en la China de Yongzheng
La interrelación societaria que emerge antes, durante y después de las "guerras del opio", entre compañías británicas y chinas se mantiene hasta nuestros días, bajo la figura de mixturas societarias de joint-venture o UTES. A partir de los acuerdos del presidente Néstor Kirchner con Hu Jintao, se instalaron en todas las provincias de ¿nuestro? país: desde Jujuy (San He Hopefull Grain & Oil Group Litio) hasta Tierra del Fuego (TDFEyQ Urea)

Objetivo: llevarse todo
Exhaustivas investigaciones realizaron Juan Carlos Cena, Patricio Eleisegui, Axel Borgia y Ricardo Segretin en el diario chino La Gran Época

Reemplazo poblacional
Los argentinos son diezmados desde las guerras de la independencia, guerras intestinas, de la organización nacional, al Paraguay, epidemia importada de fiebre amarilla, cólera, epidemias en tolderías indígenas, campaña del desierto, de la federalización de Buenos Aires, golpes de estados causantes de matanza y emigración (El Tribuno 3/09/09 pág. 20)

Hubo una inmigración que ocupaba el lugar que dejaban los anteriores. Inmigración de pueblos mayoritariamente europeos o de Medio Oriente, que pudo asimilar las costumbres imperantes tomándolas como propias e incorporándoles las suyas

Todo amparado por normas jurídicas iniciadas en el Preámbulo de la Constitución Nacional convocando a "todos los hombres del mundo que quieran habitar suelo argentino", y garantizando los derechos del "habitante" en desmedro del "ciudadano": artículos 14, 16, 17, 18, 19, 20, etc.

En nuestros días, la supresión poblacional es ejercida por las propias víctimas que, incluso "pagan" su propio exterminio, al amparo de una legislación permisiva del uso de sustancias tóxicas, ocasionando una estampida de atroces asesinatos y actos delictuales desembocando en una constante lucha y matanza de pobres contra pobres

Conjuntamente a la instalación empresaria de succión de nuestros recursos naturales, arriba en forma creciente la mano de obra especializada, china, con que contarán dichas compañías

A tales efectos se reglamenta la Ley de Migraciones 25.871 por el Decreto 616 del 3/5/10. En su extenso articulado se garantiza a los extranjeros, aún en situación inmigratoria irregular o cuasi delictual, (art. 7-8) el acceso a la salud, educación, trabajo, empleo, seguridad social, etc., con que no cuentan los nacionales

Destacándose el artículo 9 inciso C: "A tal fin se contemplará la utilización de sus lenguas de origen y la asistencia de intérpretes lingüísticos y mediadores culturales". El derecho a voto está establecido en el artículo 11

Actualmente suman más de 120.000 los asiáticos trasplantados a Argentina, con su especialísima idiosincrasia y bagaje cultural a cuestas, configurando el alfa y omega del programa de 300 años que el Imperio Británico reservó para estas latitudes en control funcional de los recursos necesarios para el futuro de la humanidad global, en la que los argentinos parecemos no encontrarnos.
Argentina - China (III)
Por Javier Cornejo
21 de marzo de 2011
Cuando China alimenta su economía a costa de la corrupción de los funcionarios de los países que ocupa, y a través de sus empresas que actúan con el absoluto apoyo del Estado chino. Amparados por la poderosa Casrech (Cámara Argentina de Supermercados Chinos), ya se encuentran instalados en el país más de 10.000 supermercados de ese país con mano de obra exclusivamente china. Controlan más del 30% de la venta de alimentos. La ubicación no es casual; es planificada expresamente para controlar el aprovisionamiento interno y
"elegir" paulatinamente el tipo de alimento que consumirá el argentino.
La CNOOC (China National Oil Offshore Corp.) controla la petrolera Bridas. Explota Cerro Dragón, en Chubut, y se aseguró los derechos de extracción de hidrocarburos por 40 años en Santa Cruz. La MCC es la titular de la explotación de hierro de Sierra Grande, y construyó un ferroducto de 31 km hasta su puerto propio en Punta Colorada. Es incalculable la cantidad de agua dulce que requiere esta explotación. La TDFEyQ (Tierra del Fuego Energía y Química) está posicionada en el 100% del gas de Tierra del Fuego a un precio de regalía de U$S 1.80 por millón de BTU (el precio internacional es de U$S 5). Se encuentra instalando una planta de fertilizantes (urea) en Río Grande y encara la construcción de un ferrocarril y puerto propios.
La Beidahuang ocupó Río Negro, elaboró un proyecto a 20 años para la plantación de 320.000 hectáreas de soja por irrigación, asumiendo el total control de las cuencas hídricas de la provincia. Las condiciones del convenio abarcan mucho más que el otorgamiento de la tierra. Baste sólo citar que la empresa se encuentra exceptuada de "todo tipo de impuestos y tasas". El acuerdo para su llegada prevé que "el Gobierno provincial proporcionará las infraestructuras de oficina y elementos de escritorio... poniendo a disposición los técnicos para la confección de los proyectos necesarios". Incluye, además, el uso "sin cargo alguno" del puerto de San Antonio.
Los afincados en el Alto Valle denunciaron como una seria amenaza esta sojización transgénica de agricultura sin agricultores.
La Strong Energy avanza con la soja en la Pampa y Neuquén. También con proyectos de energías alternativas eólicas y solares.
La Tianbao PV se posiciona en Mendoza, San Juan y San Luis y, en combinación con capitales holandeses, avanza sobre el vino. En San Juan la MCC confirmó la extracción de oro y plata en el Departamento de Iglesias.
En San Luis, en convenios con el Gobierno, desembarcó el supermercadismo con toda su fuerza.
Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos son la base de aprovisionamiento de soja, carne (vacuna y porcina); del supermercadismo intensivo y de aceites y biocombustible.
En el NEA y Santiago del Estero, el embajador Zeng Gang ya adelantó sus intereses madereros y arroceros.
En el NOA, el interés minero está representado por Shandong Gold. Además, se ubica en la extracción de oro de Famatina (La Rioja).  En Salta y Jujuy, las "tierras raras" y el litio constituyen la vedette de sus apetencias. De la manera expuesta, al ganar espacio en países que le son funcionales, "China sólo depende de China" (Patricio Eleisegui: Invasión China).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...